25 de febrero de 2013

25-02

Escuchando la radio me doy cuenta de que hoy hubiera sido el cumpleaños de Néstor Kirchner. Dudé durante un breve lapso acerca de la fecha y de repente se apareció él en mi cabeza

Sucede que, así como hizo Néstor, José de San Martín, Pierre Renoir y George Harrison, también nació en esta fecha mi apropiador. 




¿Su nombre? Francisco G.

Durante más de la mitad de mi vida (veintiún años de treinta y cuatro, para ser más preciso), los 25 de Febrero fueron el cumpleaños de mi "padre". Lo pongo entre comillas porque el título le quedó siempre muy grande.

Qué locura que, en la misma fecha en que nacieron grandes personas - en especial San Martín y Kirchner -, también haya nacido un tipo como éste, ¿no?

Hoy volví a tener esa sensación extraña de que voy a verlo en la calle en cualquier momento, como si me acechara todo el tiempo escondido entre mil rostros. La última vez que lo vi fue en la improvisada cárcel que la Fuerza Aérea le perfeccionara en la Compañía Histórica de Palermo, justo detrás del Planetario.

Casi diez años pasaron ya desde ese último encuentro. Un punto de inflexión tal vez, en mi historia. Todavía viene a mi mente su voz junto a una catarata de recuerdos que cualquier persona preferiría borrar de su cabeza: los desprecios, la violencia a su ex mujer, las armas, las ventanas todas rotas, el miedo que le tuve durante gran parte de mi infancia, la falta de amor, etc. 


4 comentarios:

  1. Recuerdo de pibe que vi una sola vez a tu apropiador, una persona demasiado seria, sin ganas siquiera de forzar una sonrisa. Dejame decirte que siempre pensé que tu relación con tus apropiadores no era normal, algo me hacia ruido. Obviamente que ni cerca estaba de sospechar la macabra historia que había detrás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le gustaba que viniera nadie extraño a mi casa. Siempre desconfiaba de todo el mundo.

      Eliminar
  2. No voy hacer alusión a tu introducción sobre el cumpleaños de N.K, por qué es insignificante.
    Si debo decirte que la imagen de tu apropiador es impactante!!!!!
    Esa extraña sensación, no?? que vuelve y se va, vuelve y se va... debo decirte que esas sensaciones siempre vuelven y se van. Por son parte de nuestros recuerdos.
    A veces vuelven con menos frecuencia y eso esta bueno, porque significa que nuevas cosas, amigos, familia, crecen y florecen, cubriendo el jardín de nuevas esperanzas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va y viene, pero es inevitable ya que son 21 años creyendome el cuentito que ese señor era mi padre. Ahora se puede notar claramente por que no creia ser hijo de él, no? Ni en el blanco de los ojos nos parecemos y doy gracias por eso.

      Eliminar