28 de abril de 2012

Complicado

Tenía pensado publicar la segunda parte de cómo nos conocimos mi hermana y yo ayer, que se cumplian doce años de aquel día. No pude. A veces cuesta mucho escribir sobre lo que uno siente, y más si es un momento "bisagra" en mi vida. Para exorcizar ese sentimiento, me di el gusto de verme rodeado de militantes en apoyo a Cristina. Mucho bombo, cantos, banderas, dedos en "V" en alto y gargantas estallando hasta la disfonía le dieron otro significado al 27 de Abril.

Al llegar a casa recordé que la princesa presentaba su diario en la Feria del Libro. Recordé sus post en un blog como éste en el que, entre otras cosas, desprecia brutalmente a mi hija, cinicamente se burla de cómo raptó las cenizas de nuestra abuela paterna y me llama "feto innecesario".



Como se podrán imaginar l@s curios@s, se complica escribir, en este estado. Se complica guardar las formas.

Me guardo por un tiempo.


15 comentarios:

  1. Ayer me di cuenta que a la Princesa Montonera le queda enorme ese título!!! Montonera??? ummm
    Tambien me di cuenta que tapa su dolor hablando pestes del bastardo que nunca conocio, mejor dicho no se permitio conocer, y habla y escribe sin saber quien es realmente ese feto innecesario. La verdad que me da mucha lástima la Princesa, prefiere vivir en su mundo de ficción, que permitirse tener una familia, familia que ella busco. Como perderse la risa la pequeña C, su ternura, sus caricias, su llanto. Como perderse al pequeño I, su primer dia de jardin, sus cumpleaños... nunca lo voy a entender...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luna, testigo encubierta de la presentación del libro de la princesa! Que pena que lo que yo te haya contado de mi relación con ella se ajuste tanto a la realidad. Hubiera preferido leerte diciéndome que todo eran cosas mías. Gracias.
      P.D. Es verdad que mi abuela Rosa estaba ahí?

      Eliminar
  2. Che, y, como para poner paños fríos, poniéndose un poco en los zapatos de la hija presente, capaz que eso de llamarte "maldito bastardo" era una forma también de exorcisar sus propios demonios por no corresponderte vos, Gui, con lo que ella esperaba de Rodolfo Fernando mientras lo imaginaba y buscaba.

    Porque para much@s militantes (y calculo que mucho más para una autodeniminada "princesa montonera" porque viste que much@s de l@s H.I.J.O.S. se creen -y en este caso se autoproclaman- la aristocracia de la militancia), es como incomprensible que alguien como vos no traiga la identidad militante en la sangre, justamente más para l@s aristócratas de la militancia que ostentan títulos heredados más que ganados en la enorme mayoría de los casos.

    Ignoran que la identidad no es un hecho biológico, sino cultural y de construcción y que te está llevando el tiempo necesario todo el proceso (que elegiste) de desapropiarte de "el hijo de gómez" para ser vos, hijo del Rey y la Reina Montoneros, pero criado por gómez y negado por la Princesa por no corresponderse con su ideal de principito perdido y hallado.

    La Princesa Montonera te niega, te denigra (palabra fea si las hay, perdón), llamándote "innecesario feto".
    Innecesario para quién?
    Para tus padres, obviamente, no. Si no, no hubieran perdido tiempo y esfuerzo de la lucha por la liberación concibiendo y gestando (y para ellos, seguramente en sus planes, criando) un innecesario feto e hijo nacido luego.

    Innecesario para ella? Bué, no se hubiera pasado décadas buscando al "Principito" que fuera un innecesario feto...

    Innecesario para quién? O para qué entonces?

    Conocerás, calculo, lo de la zorra y las uvas, no? Tiro la hipótesis de ir por ese lado el tema.
    Porque fijate, el Principito aparecido puede llegar a ocupar el personaje principal en el cuento de la Princesa...

    Digo, si la Princesa construyó su identidad en base a la búsqueda de un "principito montonero" y se encontró a un flaco una identidad aramda, con mil dudas, quiebres y necesidades que ELLA NO GUIONÓ EN SU CUENTO DE HADAS... como que desbarajusta un poco el tema, no?
    Se pasó la vida imaginando algo que, llegado el día de hacerse realidad, no pasó...

    Y creo, a los efectos conducentes, que no te corresponde a vos hacerte cargo de sus desilusiones... Mucho menos a tus hij@s!
    Son reacciones de alguien que no puede tener lo que soñó que tendría, me parece...

    Terapia de famila, Gui!!
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante análisis, Moi. No lo había pensado así. Terapia de familia? Ya hicimos, allá por el 2008. No funciono.

      Eliminar
    2. Bueno, corazón, pero ahora están más grandes y vos plantado de otra forma en la vida y con tu propia familia que VOS construiste!
      Quizás...

      Eliminar
    3. Me quedo con esta parte de tu respuesta (repito, mas que interesante)
      "La Princesa Montonera te niega, te denigra (palabra fea si las hay, perdón), llamándote "innecesario feto".
      Innecesario para quién?
      Para tus padres, obviamente, no. Si no, no hubieran perdido tiempo y esfuerzo de la lucha por la liberación concibiendo y gestando (y para ellos, seguramente en sus planes, criando) un innecesario feto e hijo nacido luego.

      Innecesario para ella? Bué, no se hubiera pasado décadas buscando al "Principito" que fuera un innecesario feto...

      Innecesario para quién? O para qué entonces?"

      Eliminar
  3. :D Me alegra mucho mucho que puedas ver las cosas desde otro lugar. In fact, no me encanta que titules el blog como "del maldito bastardo"... Sorry, pero ese lugar, a mi modo de ver las cosas, no te corresponde.
    Espero salgas de ahí pronto y seas "el Principito Montonero"!
    O "el Delfín Montonero", mejor. O no que "Memorias del Delfín Montonero" no queda réquete cool??!!!
    Jajajajajaaaa!
    Abrazos miles y feliz día, compañero!!
    PS: verás que hoy estoy medio limada... :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El titulo es re cool! Ademas puedo jugar a hablar de mi en tercera persona! Como el Diego! Delfin? Yo no doy la talla, con mi peso actual de Orca no bajo!

      Eliminar
  4. Pero si serás bessssssssssshhhtiaaa!
    Mirá la acepción "delfín al cuadrado!!!
    http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=delf%C3%ADn
    (omito los chistes relativos a tu peso o/y volumen corporal porque si no, esto derrapa como de costumbre...)

    ResponderEliminar
  5. si hay algo que nos une como hermanos es que ninguno de nosotros fue concebido desde lo innecesario. todo lo contrario, fuimos y fuiste concebido con y desde el amor, al igual que la lucha que encarnaron, ellos hicieron todo con pasiòn

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta donde recuerdo, la princesa me contó que desde un primer momento mis padres buscaban un varón.

      Eliminar
  6. innecesario el comentario del feto innecesario. Fea la actitud ademàs de que no refleja la VERDAD, no? justo hablando de verdad y justicia..............

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, verdaderamente fue innecesario. Es lo que hay me dijo una "hermana" una vez...

      Eliminar
  7. Guille, "lo que hay" es poco y mucho dependiendo a dònde miremos. Lo que hay es poco cuando miramos a nuestras "familias" (o lo que quedò de ellas), pero lo que hay es mucho si nos miramos entre nosotros, los compañeros. Yo encontrè una familia en mis compañeros-hermanos-amigos. No conozco otra forma de familia y amor màs que esta. te mando un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un mail, Maricel me dijo:-Que le vas a hacer? Soy la hermana que te tocó en suerte.

      Es verdad, Maria, que somos una familia diezmada. también comparto lo que decís sobre que la desgracia que nos tocó vivir nos hermana con nuestros pares. A veces leo o escucho a otros "hermanos" que buscan y desearía ser yo su hermano.

      Creo que ninguno se merecía esto. Ni Maricel ni yo.

      Creo en que con voluntad y paciencia las cosas se pueden componer. El problema radica en que no existen esos elementos y cada acción trae una reacción que va dándole mas condimentos a esta separación.

      Una vez fue ella la que buscó y tuvo que tener paciencia. Se le agotó pronto. Ahora la paciencia la tengo que tener yo. Vivo en el mismo lugar de siempre, tengo el mismo teléfono. Trabajo en el mismo lugar desde el 2004 y aquí también hay una familia que la espera y que la quiere conocer. Depende de ella.

      Eliminar